Get In Touch

CASOS DE MOLESTIAS AL GANADO: NO TODO SON MALAS NOTICIAS

Los ganaderos se enfrentan a muchos retos en 2020, la mayoría provocados por el virus de la corona. Muchos de esos retos son financieros y los productores deben utilizar todas las herramientas disponibles, la renegociación de contratos, la mediación de disputas y la alimentación de contratos y otros embargos de la ley estatal. Con la atención puesta en las cuestiones financieras del virus de la corona, los productores no deben olvidar otras cuestiones legales que podrían afectar a sus explotaciones. Una de ellas es la siempre presente amenaza de demandas por molestias, principalmente por olores y moscas.

En 2018, hubo veredictos de jurado bien publicitados en Carolina del Norte que otorgaron millones a los vecinos de las granjas porcinas, y esos casos están en apelación con muchos más casos en espera de juicio. Afortunadamente para los ganaderos del Medio Oeste y de otras zonas del país, los veredictos de los jurados y las decisiones judiciales recientes han sido más favorables.

En 2016, en un caso de Iowa relacionado con un centro de engorde de 4.280 cabezas de ganado porcino demandado por nueve demandantes que vivían en cuatro residencias situadas entre 1,2 y 2,5 millas de distancia, el jurado emitió un veredicto de no molestia y no concedió dinero.

Unos meses más tarde, un jurado de Illinois dictaminó que una planta de engorde de 15.000 cabezas de ganado porcino situada en dos granjas separadas por un cuarto de milla no constituía una molestia y no concedió dinero alguno a los diez demandantes que vivían en cinco residencias situadas entre una décima de milla y 1,6 millas de distancia. Tras el juicio con jurado, ambas partes apelaron y el mes pasado un tribunal de apelación de Illinois denegó la reclamación de los demandantes por mala conducta del jurado y concedió la reclamación del demandado de los honorarios de los abogados en virtud de la ley de derecho a la explotación agrícola de Illinois. Es probable que haya más recursos.

En Mississippi, en marzo de 2017, un jurado determinó que una explotación de pollos de engorde no era una molestia y no concedió dinero a 55 demandantes.

En Minnesota, en diciembre de 2017 un jurado determinó que una granja de cerdas de 3.200 cabezas no era una molestia y no concedió dinero a seis demandantes que vivían en cuatro residencias situadas entre un cuarto de milla y media milla de distancia.

En enero de 2019, un jurado de Iowa determinó que un corral de engorde abierto de 800 cabezas de ganado con una cuenca de control de escorrentía de hormigón de medio acre no era una molestia y se negó a conceder dinero a tres vecinos (que pedían 600.000 dólares) que vivían en dos residencias a 500 pies al norte del corral de engorde.

Al mes siguiente, un jurado del sureste de Iowa determinó que tres empresas de acabado de cerdos de 4.992 cabezas no eran una molestia. Los seis vecinos que demandaron vivían en tres residencias que estaban a una milla, 1,5 millas y 1,66 millas de la más cercana de las tres granjas porcinas. Tras escuchar los testimonios del juicio y la petición de los demandantes de un total de 1,5 millones de dólares, el jurado no encontró ninguna molestia y no concedió ningún dinero.

Este año ha habido dos decisiones judiciales en Iowa que han favorecido al ganadero. Un juez federal desestimó, por falta de pruebas, un caso en el que se alegaba que la manipulación y aplicación de estiércol en una empresa de acabado de cerdos infringía la ley federal de aguas limpias y eliminación de residuos sólidos.

El mismo día, el Tribunal Supremo de Iowa confirmó la sentencia de un juez de primera instancia que declaraba frívolas las reclamaciones de dos vecinos por molestias por olores y concedía los gastos judiciales. El Tribunal dictaminó que las demandas eran frívolas porque uno de los demandantes sólo pudo identificar dos veces en seis meses en las que el olor le afectó realmente en su casa, a varios kilómetros de distancia, y la otra demandante no vivía en el lugar en el que declaró haber experimentado el olor.

En una nota lateral, el Tribunal expresó “algunas palabras de precaución”. En primer lugar, el Tribunal señaló que, aunque las reclamaciones de los demandantes de cantidades importantes de dinero pueden haber sido exageradas, eso no hace que las reclamaciones sean frívolas. Además, el Tribunal declaró que, aunque una de las demandantes era una activista contra la producción ganadera en confinamiento, eso por sí solo no hace que su demanda sea frívola. El Tribunal sospechó que los demandados también tenían motivos ulteriores, es decir, disuadir de futuras demandas, pero eso también es aceptable si las mociones están bien fundamentadas.

Estos veredictos del jurado y las decisiones de los tribunales, así como la falta de atención de los medios de comunicación, ilustran una vez más que las malas noticias para los ganaderos parecen viajar más rápido que las buenas. Estos casos demuestran que si los productores cumplen, y si es razonablemente posible superan, todas las normativas medioambientales aplicables y utilizan prácticas de gestión aceptadas por la industria y razonables para sus explotaciones, es probable que no sean demandados y, si lo son, hay muchas posibilidades de que los jurados evalúen adecuadamente esas pruebas a pesar de las reclamaciones de los demandantes.

Autor invitado, Eldon McAfee, abogado de Brick Gentry P.C., West Des Moines, Iowa, representa a organizaciones agrícolas de Iowa y a productores individuales.

Charla técnica Icon Charla técnica Icon

Charla técnica - 05 2022

A-SAP es una mezcla de tecnologías basadas en plantas y se basa en la cartera de productos de DPI que

Leer más… from A-SAP beneficia a la salud de los pollos (2)

Temas de actualidad Icon Temas de actualidad Icon

Temas de actualidad - 06 2022

Michael Hemann es ascendido a Presidente y Director General de DPI GLOBAL 27 de junio (Porterville, CA) Distributors Processing, Inc.

Leer más… from El Consejo de Administración de DPI GLOBAL nombra a Hemann Presidente y Director General